Usted está aquí

Actualidad - AFP

Javier Valdez, periodista corresponsal de AFP en México, asesinado en el noroeste del país

Portrait de Javier Valdez, daté du 23 mai 2013. © FERNANDO BRITO / AFP

El periodista mexicano Javier Valdez, 50 años, reconocido especialista de los carteles de la droga y corresponsal de AFP en el estado de Sinaloa (noroeste) desde hace más de diez años, fue asesinado a tiros el lunes 15 de mayo frente a los locales de su revista "Riodoce", en Culiacán. Es el quinto periodista asesinado desde principios de año en México, clasificado en el tercer puesto de los países más peligrosos para la prensa, después de Siria y Afganistán, según Reporteros sin Fronteras.

Originario de Culiacán, capital de Sinaloa, este padre de familia de 50 años, periodista desde hace tres décadas y corresponsal de La Jornada, había ganado notoriedad debido a su labor de investigación y a sus abundantes trabajos sobre el tráfico de drogas. Entre los cuales, "Miss Narco", que narra la manera en la que sobreviven las mujeres en la cultura del narcotráfico, o "Los Huérfanos del Narco". En 2016 firmó su último libro, titulado "Narcoperiodismo, la prensa en medio del crimen y la denuncia", en el que escribía: "Ser periodista es formar parte de una lista negra. Ellos decidirán el día en el que te van a matar, aunque estés blindado o con guardaespaldas".

Javier había fundado en 2006 con dos colegas la revista Riodoce, donde escribía una crónica semanal, convirtiéndose en referencia del periodismo para explicar lo que sucedía en Sinaloa, territorio del cartel de Joaquín "El Chapo" Guzmán, actualmente recluido en Estados Unidos. En octubre de 2011, el Comité para la protección de los periodistas (CPJ) le otorgó el Premio internacional de la Libertad de Prensa "por su valiente cobertura del narcotráfico y para lograr darle un nombre al rostro de las víctimas". El mismo año, recibió el premio de periodismo de la Universidad de Columbia (Estados Unidos) con sus colegas de Riodoce.

La directora de Información rindió homenaje al "valor extremo" de este periodista "que durante años, había investigado sobre la droga en México a sabiendas de que lo hacía arriesgando su vida". "Estamos horrorizados por este drama", declaró Michèle Léridon, solicitando "a las autoridades mexicanas que se esclarezca este cobarde asesinato".

AFP presenta sus más sinceras condolencias a la familia y a los allegados de Javier.​